viernes, 17 de octubre de 2008

El mismo restaurante y el mismo sitio

Desde que llegué a Bielefeld sólo he comido una vez en un restaurante del centro de la ciudad. Hoy los padres de mi compañera de piso, nos han invitado a comer. Casualmente nos han llevado al mismo restaurante y para más inri me han sentado en el mismo sitio que lo hice el pasado Domingo. La charla ha combinado el buen humor y la tristeza del pasado de este país. La madre de Tanja nos contaba que cuando visitaba a su familia en la DDR, no tenía permitido, por ejemplo, llevar cuentos infantiles. Respecto a su companero, nació en la parte de Alemania que ahora se llama Polonia y sufrió en el 45 la vida de refugiado junto a su familia.

Hoy hemos tenido la primera clase de la asignatura “autonomía en ética de la biomedicina”. El profesor es americano y es bastante cool. Ésta es la única asignatura que haré en inglés. Para la próxima clase tenemos que leernos el artículo Amputees by Choice. El tema trata de personas que quieren amputarse algún miembro sano de su cuerpo.

Para mañana tengo un entreno de 14 km con mi vecino y luego me voy a Bremen. En esa ciudad siempre hay algo interesante que hacer. Hoy es el cumpleaños de mi padre y antes de que se duerma voy a llamarlo. Será la última felicitación del día y la más lejana, pero no por ello la menos emotiva.

Os dejo un video de la cloenda del concierto de inaguración del nuevo semestre de la Universidad de Bielefeld:

video

¡Va por ti papi! Hasta otra,

F.


No hay comentarios: