sábado, 30 de mayo de 2009

"...Pues mire, soy un romano de Barcino"

La Fontana di Trevi engalanada al mediodía con el color azulgrana ya hacía presagiar el advenimiento de una de las noches más mágicas de toda la historia del FCBarcelona. La ciudad entera nos abrió sus muros milenarios y el ambiente fue genial antes, durante y después del partido. La afición italiana mostró sus simpatías por el FCB mediante numerosos detalles por toda la ciudad. Eso hizo que ante una pregunta de un aficionado italiano sobre mi procedencia, sólo le pudiera contestar que soy un romano de Barcino. Lo que culturalmente, no va muy desencaminado.


Sobre el partido, más que consideraciones técnicas me llama la atención el simbolismo de la foto que a continuación cuelgo. Una multitud de jugadores del Manchester calienta en frente de una piña humana conocida como el FCBarcelona. En este caso, ello incumbe también a las y los 20000 barcelonistas que por ahí cerca estábamos.

Después del partido pillamos un tren a Civitavecchia, un tranquilo pueblo de la costa italiana. El viernes la vuelta fue por Pisa, pero dadas las circunstancias no pude ve su torre inclinada. Otro día será.

Una semana para no olvidar. Sin más, desde Bielefeld.

F.

video

No hay comentarios: