sábado, 3 de enero de 2009

De vuelta al invierno

Después de tener que aplazar a última hora el viaje en coche y tener que coger el avión, jamás pensé que duraría casi lo mismo. Más de 14 horas duró el trayecto a Bremen debido a una avería. El percance me lo tomé con humor, y aproveché para hacer una detallada visita a cada rincón del Aeropuerto de Girona. También son dignos de mención, los grandes avances en las lecturas del pasaje de mano.

En Alemania no se come la uva en fin de año. Hay que mirar un reloj y cuando dan las doce te abrazas mientras alguien tira petardos en el jardín. En este caso fue Sasha el artificiero. La simultaneidad y la extensión del evento (casa por casa) lo hacen de gran espectacularidad.

Hoy he vuelto a Bielefeld y Schröder me ha dado la bienvenida. La ciudad está nevada y el termómetro marca 4 bajo cero a las 18 horas. Se espera una mínima de menos 8 esta noche. Mis baterías están otra vez cargadas (sobre todo las del estómago) y ahora toca volver a coger la ruta del viaje académico que empecé en el 2003 y que aunque todavía carece de destino, dispone de numerosas posibilidades para transitar en múltiples y apasionantes direcciones.

Feliz año,

Francesc.


1 comentario:

clauespinozam dijo...

Hola, ví tu anuncio en un programa de Luhmann de mi país, Chile en el cual orfrecias información de Luhmann. Al igual que tú siento la misma fascinación por la Teoría de Sistemas. Estoy decidido a realizar estudios en Bielefeld. Me gustaría saber si tendrías la amabilidad de contestar algunas interrogantes de la Universidad y esas cosas logisticas de la ciudad.

Gracias, un saludo desde Chile.

Claudio.